INTERNACIONALES

El gobierno socialista argentino confundió África con Asia y dejó entrar crucero

El buque Bahamas MS Hamburg amarró el viernes en el puerto metropolitano. Doce horas después, las autoridades se dieron cuenta que habían cometido un error geográfico y deberían haber prohibido su ingreso al país. Más de 300 turistas fueron permitidos descender del crucero.

La noticia trascendió este lunes pero ocurrió el sabado por la mañana, apenas horas después de que el gobierno decidiera frenar los ingresos de viajes (tanto aéreos como marítimos) de África, debido a la aparición de la variante sudafricana Omicron.

La Dirección de Sanidad de Fronteras falló en frenar el arribo de un crucero procedente de Cabo Verde, país ubicado en el archipiélago frente a las costas senegalesas al norte del continente africano.

“Boluda, este barco viene de Cabo Verde, ¿eso no es en África?”: dijo una inspectora de Sanidad a otra luego de que habilitaran el ingreso de un buque crucero de bandera de Bahamas MS Hamburg, que venía de Cabo Verde, según publicó Infobae. Su interlocutora era otra funcionaria del mismo organismo que sostenía que la isla integra el continente asiático.

Este “error” de quien argumentaba que Cabo Verde se encuentra en Asia permitió que una nave procedente del continente africano llegara al país casi sin controles en medio de la preocupación mundial que existe por el surgimiento de la variante Ómicron de coronavirus.

El buque no era de carga, como se trató de atajar en un primer momento el gobierno, si no que de pasajeros, con una capacidad para más de 400 personas. Es propiedad del grupo naviero Conti y habitualmente realiza cruceros por el Mediterráneo y el Atlántico.

El viernes pasado, a las 19:30, ingresó a la terminal de cruceros “Benito Quinquela Martín” del puerto metropolitano y a la madrugada del sábado las autoridades de Sanidad de Fronteras le otorgarán la llamada “libre plática”, lo que implica que tanto pasajeros como tripulación pueden descender a tierra firme.

La autoridad sanitaria autorizó el amarre y el consecuente ingreso y egreso de los 300 pasajeros (en su mayoría alemanes) que efectivamente entraron al país y circularon sin controles.

A las 8:15 del sábado, una de las dos inspectoras que habían habilitado el ingreso detectó el error. Fue increíble presenciar la acalorada discusión telefónica en el puente de mando del buque, los gritos de la persona que hablaba desde tierra se escuchaban a través del celular de la funcionaria embarcada. Se consultaban mutuamente si Cabo Verde era parte de Asia, de África o de la India. Luego de un silencio, llegó la confirmación: “Es África” nos mandamos una macana”, relató uno de los testigos del hecho.

Una vez descubierto el fallo, llegó la orden de retirar la “libre plática” de la nave. “Señores este buque está en cuarentena en virtud de las disposiciones del Estado Nacional, nadie puede bajar o subir”, se informó oficialmente, a pesar de que ya habían bajado y subido cientos de personas del barco.

A partir del “descubrimiento” de la procedencia geográfica del Hamburg y considerando que habían transcurrido 12 horas desde que se emitió la autorización para bajar a tierra, comenzó una desesperada “cacería” de tripulantes y turistas que se encontraban disfrutando de los atractivos turísticos de Buenos Aires.

Por ejemplo, un grupo de turistas alemanes que se dirigía el sábado en una camioneta a Ezeiza para abordar un vuelo de regreso a su país fue interceptado y obligado a regresar a bordo por las autoridades argentinas.

El buque tenía previsto luego dirigirse a Mar del Plata, Montevideo, Puerto Madryn y Ushuaia, algo que ahora que se catalogó correctamente como un buque que pasó por África, no podrá hacer.

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Telegram en el cual compartimos ideas, temas de interés nacional e internacional y todo tipo de curiosidades, pulsa o dale clic a este texto para acceder.

Recuerda descargar nuestra aplicación la cual te será de mucha utilidad para esta crisis, puedes pulsar sobre este texto para ir a la Play Store de Google, está disponible solamente para dispositivos Android.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba