IZABALPuerto Barrios

Aura Cabrera: El peor error de Alejandro Giammattei

Uno de los peores errores que pudo cometer el Presidente Alejandro Giammattei, fue nombrar como Gerente de la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomas de Castilla (EMPORNAC), a la señora Aura Verónica Cabrera de Piloña, una mujer sin ningún tipo experiencia que a llegado a provocar un caos al puerto.

Esta mujer a violentado los derechos laborales, a nombrado a dedo a importantes cargos en la empresa e incluso a entorpecido investigaciones judiciales que se llevaban a cabo, no olvidemos que pretende contratar a más de quinientas personas para formar su propia red clientelar y asegurar votos para las próximas elecciones.

No olvides leer: La red clientelar que Aura Cabrera está formando en la EMPORNAC

Esta mujer será recordada como la gota que derramó el vaso en el proceso de privatización del puerto de Santo Tomas de Castilla, ya que la empresa no aguanta más y simplemente está acelerando lo inevitable.

Aura Cabrera también podría provocar que el Presidente Alejandro Giammattei no termine su periodo, ya que sus rivales políticos andan buscando cualquier punto débil para convocar a las masas a manifestar y exigir su renuncia, y acá en la Empornac tiene a su talón de Aquiles que posiblemente le cueste la presidencia.

Los trabajadores portuarios ya están hartos de esta mujer y al ser protegida de Giammattei, podría ser su talón de Aquiles que será utilizado para sacarlo de la presidencia.

Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Telegram en el cual compartimos ideas, temas de interés nacional e internacional y todo tipo de curiosidades, pulsa o dale clic a este texto para acceder.

Recuerda descargar nuestra aplicación la cual te será de mucha utilidad para esta crisis, puedes pulsar sobre este texto para ir a la Play Store de Google, está disponible solamente para dispositivos Android.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba